Mrbebe ya está aquí, hoy cumple dos meses y aunque iré contando en siguientes post cómo ha sido nuestro comienzo, mi primer post del año se lo quería dedicar a las matronas, figura totalmente desconocida para mi, hasta que mrbebe cumplió 20 semanas en mi barriga.

En Madrid, cuando la médico de cabecera me realizó la prueba de embarazo me citó directamente con el ginecólogo (sé que en otras comunidades no te ve el ginecólogo a no ser que tengas embarazo de alto riesgo). Mi ginecólogo al parecer, en su consulta privada atiende estupendamente, pero cuando vas por la Seguridad Social el trato deja mucho que desear. Tanto es así, que siempre tenía citas disponibles ya que a la primera cita, la gente pedía un cambio. Pero yo, que no tenía ni idea, pues seguí con él. Nunca me pesó, ni me tomó la tensión y a cualquier molestia que tuve, siempre respondía que era normal, que todo en el embarazo es normal…

Y conocí a mi matrona

Así llegué hasta la semana 20, que al acudir a mi médico de cabecera me dijo que tenía que pedir cita con la matrona y gracias a eso llegué a su consulta por primera vez. Para quien conozca Madrid, mi embarazo lo llevaron en el hospital Clínico San Carlos, donde me realizaban las ecografías, mi centro de salud Cea Bermudez dónde me hacían los análisis, el ginecólogo en Centros de salud chamberí, matronas, hospital, Modesto Lafuente y las matronas en el Centro de Salud Espronceda, vamos que menos mal que existe Google Calendar y que me gustaba andar, porque entre un punto y otro hay 2 km y medio, así que no me dio tiempo de hacer pilates ni yoga prenatal, pero andar lo logré con nota y barrigota.

 

Primera consulta

En primera consulta con la matrona, me preguntó que porqué no había ido antes y me hizo todo lo que supuse que deberían haberme hecho al principio del embarazo. Me tomó la  tensión,me pesó, escuché el latido del corazón y comprobó la altura uterina además pautas de alimentación, información sobre el parto, inscripción para las clases de preparación al parto y resolvió todas mis dudas. Volví otras dos veces antes de dar a luz a su consulta, pero además comencé las clases de preparación al parto con ella y aunque yo estaba muy tranquila, como buena mamá primeriza, asistimos a todas, ya que mrpapa también me acompañó. Pero su labor más importante para mi es la que realizan en el postparto.

Postparto

La primera visita fue a los 3 días del alta, donde me revisó los puntos, me ayudó con la lactancia (eso lo contaré más adelante) y le pude preguntar todas las dudas respecto a mrbebe. La siguiente visita fue a los 15 días, dónde me volvió a revisar la herida, me pesó, me tomó la tensión y me animó. La última consulta fue en la cuarentena, dónde te pasan un test para detectar depresión postparto, te explican métodos anticonceptivos compatibles con la lactancia y realizan una revisión del suelo pélvico. Ahora estoy asistiendo con ella a talleres de postparto donde estamos viendo lactancia, masaje infantil y más temas que os iré contando.

Gracias

Pero todo este rollo es solo para darle las gracias a ella, ya que supongo que no todas las experiencias con vuestras matronas serán iguales, pero de todo el personal sanitario con el que he tratado por motivo del embarazo, que ha sido enorme, ella era la única que realmente se interesaba por mi y por mrbebe, que se leía tu historial antes de que entraras a consulta, que no importaba si la consulta se alargaba media hora, al fin y al cabo, que trata a las embarazadas como personas y no como un número más. Ojála hubiese estado ella en el parto, porque seguro que habría sido más llevadero. ¿Qué experiencia habéis tenido con vuestra matronas?