Para escribir esta entrada quería contar nuestra experiencia con tiempo. Es decir, el día que llegó el Bugaboo Bee3 a casa ya estaba enamorada, pero después de 17 de uso diario, creo que ya puedo daros una visión fundamentada de este carrito.

Bugaboo Bee

Elección

Creo que hay un carrito para cada familia. Cada uno tenemos nuestras circunstancias, por lo que os cuento lo que nosotros valoramos para decidirnos por comprar este carro.

  • Durabilidad: Los dos venimos de familias numerosas y no queremos que mrbebe fuese hijo único, por que queríamos un carro que no solo durase los 3 años de nuestro primer hijo. Por ello, nos decantamos por Bugaboo, tenemos amigos que tienen 4 hijos y solo han utilizado un solo carrito.
  • Ligero: Vivimos en el centro de Madrid, en un edificio precioso pero con varios tramos de escaleras, por lo que tenía que ser lo suficientemente ligero para poder subirlo yo sola por la escalera.
  • Plegable: A parte de vivir en un piso minúsculo, tenemos un Seat Ibiza de coche familiar, por lo que tenía que entrar en nuestro maletero. Para que os hagáis una idea, ahora metemos la cuna de viaje (haré un post sobre ella), nuestro Bugaboo Bee3 plegado y una maleta grande.
  • Pequeño: Por Madrid no usamos el coche, todo andando y transporte público, por lo que no podía ser algo tipo Stokke.

Una vez miramos todos estos detalles, no teníamos dudas. Bugaboo Bee. El único problema era el precio. Si no recuerdo mal, la silla y el capazo costaba unos 800€. Nosotros aprovechamos una Semana del Bebé en El Corte Inglés y nos regalaron el 20% en tarjeta regalo. Ahora creo que ya no incluyen a Bugaboo en estas semanas. Por tanto, si buscáis lo mismo, y más si vuestro bebé no nace en pleno invierno, yo no compraría el capazo, hay unos sacos nido que se adaptan al carro y lo hacen «capazo».

Nuestro uso

El primer mes de dar a luz estuvimos en casa de mis padres, viven en un pueblo, con escaleras por todos lados, cuestas, piedras, caminos de tierra… En ese momento pensé que me había equivocado de carrito. Pero una vez que volvimos a la ciudad, me pasé toda la baja de maternidad andando por Madrid y cada día estaba más contenta con nuestro Bee. Ha viajado a pueblos, a Granada, a Málaga, a Sevilla, a Huelva, a Barcelona… y ha resistido el trote sin problema alguno. El único consejo que os doy es que no lo compréis negro. En nuestro caso, se nos descoloró toda la capota y la funda de la silla.

Lo bueno de Bugaboo, es que desde El Corte Inglés tramitaron la reclamación y en una semana tenía una capota y funda nueva que de momento no se ha descolorido.Bugaboo Bee Dcode 2017

Para verano, compré la capota ventilada, que nos salvó todo el verano. Cierto es que mrbebe era mucho más pequeño, a ver si este verano le damos tanto uso como se la dimos el año pasado.

 

Además cuando empezó en la guardería, casi le tengo que poner el nombre al carrito porque no exagero si os digo que un 40% de los padres llevamos el Bugaboo Bee.

Conclusión

Si tienes las mismas necesidades que nosotros, vives en ciudad, no quieres tener que comprar un carro y luego una sillita más tarde y quieres invertir ese dinero en un carrito, no lo dudes. Si por lo que sea tienes un coche grande, una casa grande, piedras todos los días quizá es mejor mirar otros modelos de Bugaboo, el nuevo que acaban de sacar, el Bugaboo Fox, tiene muy buena pinta.

Y vosotros, ¿en qué os fijasteis para elegir carrito?